¿Tu nombre consta en el ASNEF o en otras listas de morosos?

Quizás recientemente te hayas sorprendido porque hayas descubierto que estás registrado en un listado de morosos. Quizás ni lo sospechabas… Pero la verdad es que no es tan difícil acabar en cualquiera de estos registros.
Leer más

Por ejemplo, el ASNEF (o Asociación Nacional de Entidades de Financiación) es una asociación en la que cualquiera de sus socios (bancos o compañías de seguros, por ejemplo) pueden ponerte en su listado de morosos si acabas debiéndoles una deuda por cierto tiempo. Pero el ASNEF no es el único: existen otros en España, como el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) o el CIRBE. No importa en el registro en el que te encuentres, de seguro sufrirás las mismas consecuencias.

¿Qué consecuencias tiene estar registrado en un fichero de morosos?

Normalmente estar registrado en un fichero de morosos puede tener diferentes consecuencias. La más grave es que seguramente tendrás problemas a la hora de solicitar un préstamo, una hipoteca o a la hora de firmar un nuevo contrato de servicio, como una nuevo contrato de telefonía, por ejemplo.

Quizás te preguntes por qué te han incluido en una de estas listas

Cualquier empresa puede incluirte, normalmente porque no hayas devuelto una deuda a tiempo o porque hayas pedido un préstamo o crédito online y no lo hayas pagado de vuelta. Pero no siempre puedes acabar en el ASNEF por algo que no hayas pagado, si no que a veces pueden cometer un error y una empresa puede registrarte sin motivo. Por eso es importante que una vez que sepas que estás registrado, descubras quién y por qué lo ha hecho, para asegurarte de que no es ningún tipo de error.

Entonces, ¿qué tienes que hacer para poder salir del ASNEF?

Se puede salir del ASNEF o de los otros registros de varias maneras. Pero como ya te hemos comentado, creemos que lo más importante es descubrir quién exactamente te ha registrado y por qué motivo, además de por supuesto saber qué cantidad exacta te reclaman como impagada.
En caso de que te reclamen una cantidad de dinero que no hayas devuelto, te recomendamos que la pagues lo antes posible. Al saldar tu cuenta podrás exigir que tu nombre deje de constar en el fichero y dejarás de sufrir las consecuencias. Pero si por cualquier motivo tu deuda lleva registrada más de 6 años la ley está de tu parte – puedes pedir formalmente que te borren, ya que no tienen el derecho de tenerte en el registro más de 6 años por la misma deuda.
En cambio, si se ha producido un error y no deberías de estar registrado en el ASNEF deberías exigirles que borren tu nombre inmediatamente.
Como ves, hay varias maneras de conseguir que tu nombre sea borrado. Simplemente necesitas encontrar el motivo y así podrás encontrar la solución.

Por qué la mayoría de entidades no te concederán un préstamo con ASNEF

La gran mayoría de entidades financieras o prestamistas tienen acceso a estas listas y ficheros y siempre estudian el historial crediticio de los futuros clientes. Por eso, si tienes deudas impagadas les será realmente muy fácil descubrirlo y no estarán dispuestos a concederte un préstamo o crédito con ASNEF, al menos no con las mismas condiciones e intereses que si no lo estuvieras.
De alguna manera es como si no acabaran de confiar 100% en tu capacidad para devolver el préstamo a tiempo, por eso exigen una compensación económica mayor para que les sea atractivo prestarte un dinero. En otras palabras: como consideran que el préstamo será de alto riesgo te harán pagar intereses mucho más altos. Por eso nuestra recomendación es que intentes saldar tu deuda lo antes posible, para que deje de afectar a tu economía y que tengas mejores oportunidades de crédito en el futuro.
Además, una vez que tu nombre ya no conste en el registro de morosos será como si nunca hubieras estado registrado en él, a efectos prácticos.

Si no puedes saldar tu cuenta:

A veces no es tan fácil saldar cuentas… Puede ser que tu situación económica actual no te permita poder devolver el dinero que una entidad te está reclamando desde hace tiempo. En este caso, como ya hemos comentado, aún puedes solicitar un crédito o préstamo con ASNEF, pero será a un interés más elevado de lo normal y probablemente con unas condiciones menos favorables para ti. Pero quizás te siga valiendo la pena solicitarlo de todas maneras – eso es algo que tú mismo debes considerar y decidir.

Consejos para no volver a estar en un registro de morosos

Es muy fácil acabar registrado en un listado de morosos, pero ¡qué difícil puede ser salir de él! Por eso, una vez que lo consigas debes impedir por todos los medios que vuelvas a estar registrado en uno de ellos.
Por supuesto, lo más importante es que te tomes muy en serio el pagar todas tus deudas y todos tus pagos a tiempo: de esta manera evitarás retrasarte en tus pagos. Además, es de vital importancia que tengas un buen control sobre el estado de tu economía. En NordicBanker siempre recomendamos que hagas un buen presupuesto mes a mes, para que puedas controlar de una forma efectiva tus gastos y tus ingresos. Así sabrás siempre de cuánto dinero dispones y podrás apartar una cantidad cada mes para ahorrar y disponer de un colchón económico propio, en caso de que te surja un imprevisto de última hora.
Por otro lado, si por cualquier motivo necesitas solicitar un préstamo online podrás saber cuánto dinero puedes solicitar y qué cuotas puedes permitirte pagar sin ir demasiado agobiado, acorde al estado real de tu economía. Así no te endeudarás más de la cuenta ni pondrás cuotas de devolución demasiado altas, que más tarde no puedas pagar. De esta manera no correrás el riesgo de volver a hacer un impago.

Desde NordicBanker deseamos que encuentres el mejor préstamo o crédito online aunque estés en el ASNEF.

Préstamo Información Cantidad Período Requisito  
Consigue financiación para tus proyectos.Leer más
500 - 4.000 €
13 - 42 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 13 meses. Plazo máx: 42 meses. Ejemplo 2500€ a 21 meses. Total: 3030€. TAE: 24.51%. - Max. TAE: 24.51%
Queremos encontrar las mejores ofertas de préstamo para ti.Leer más
1 - 4.000 €
3 - 72 meses
18 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: 3 meses. Plazo máx: 72 meses. Ejemplo 500€ a 3 meses. Total: 582€. TAE: 151.8%. - Max. TAE: 151.8%
No paga intereses sobre el límite total solo en la cantidad utilizada.Leer más
200 - 4.000 €
Crédito revolving
18 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: Ilimitado . Plazo máx: Ilimitado . Ejemplo 1500€ a 12 meses. Total: 1746€. TAE: 33.18%. - Max. TAE: 301.34%
A tu disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Rápido, fácil y seguro. Así es el servicio de la banca online.Leer más
100 - 500 €
Crédito Flexible
25 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: Ilimitado . Plazo máx: Ilimitado . Ejemplo 500€ a 4 meses. Total: 558€. TAE: 235.12%. - Max. TAE: 334.47%
Una vez que hayas aceptado la oferta recibirás el dinero de forma inmediata.Leer más
1.000 - 5.000 €
6 - 60 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 6 meses. Plazo máx: 60 meses. Ejemplo 2000€ a 34 meses. Total: 3229€. TAE: 43%. - Max. TAE: 60%
Consigue financiación para tus proyectos.Leer más
500 - 4.000 €
13 - 42 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 13 meses. Plazo máx: 42 meses. Ejemplo 2500€ a 21 meses. Total: 3030€. TAE: 24.51%. - Max. TAE: 24.51%

Las consecuencias de no pagar tus cuotas de devolución a tiempo

Es importante ser responsable a la hora de solicitar un préstamo. Si no cumples las condiciones o si no devuelves el préstamo en el plazo estipulado, puede tener consecuencias negativas, ya que la entidad prestamista tiene el derecho de rescindirte el contrato o de cambiar las condiciones de tu préstamo. Normalmente tendrás que pagar ciertas tasas y sobrecargos.

Otra consecuencia podría ser que tuvieses que pagar todo lo que te queda del préstamo inmediatamente. De no poder hacerlo, podrías acabar en un registro de morosos y complicar mucho cualquier proceso de solicitud de préstamo que quieras hacer en el futuro. Por eso, siempre recomendamos que analices bien el estado de tu economía antes de solicitar un préstamo y que te asegures de que podrás hacer frente a los pagos de cuotas, por tu propio interés. Así evitarás problemas y sobrecostes.