¿Necesitas un crédito lo antes posible, sin problemas, preguntas innecesarias ni complicaciones? Entonces estás en el lugar adecuado, ya que NordicBanker te proporciona toda la información que necesitas saber para que puedas escoger el mejor crédito rápido para ti. Hemos seleccionado los que sin duda son los mejores créditos rápidos del mercado español – solo para ti.

Leer más

Sin aval – por tu seguridad

En NordicBanker queremos que te sientas seguro a la hora de solicitar cualquiera de los créditos rápidos que te presentamos. Por eso solo escogemos créditos rápidos que no te obliguen a presentar ningún tipo de aval ya que creemos que eso sería peligroso para tu economía. La mayoría de préstamos bancarios te obligan a presentar un aval por cualquier préstamo o crédito que solicites.
Pero, ¿sabes lo que significa exactamente presentar un aval? Es muy sencillo: si pones un aval a la hora de solicitar un préstamo, por ejemplo tu casa o tu coche – o incluso los de un familiar – entonces en caso de que no devuelvas tu préstamo a tiempo, el banco tiene derecho de requisar o expropiar esas propiedades y quedárselas como pago por tu préstamo. Como ves, no es algo seguro para ti ni te conviene tener que presentarlo, por eso ninguno de los créditos rápidos que nuestras entidades financieras te ofrecen requieren que pongas un aval por tu crédito. Por tu seguridad y la de tu familia.

Los créditos rápidos son seguros

Además, también nos aseguramos de trabajar con entidades que garantizan la protección de datos de nuestros clientes. Estas entidades financieras tienen buena reputación, cumplen con todas las leyes y son empresas solventes.
Todos los créditos rápidos que te presentamos tienen las condiciones claras y a la vista – no te encontrarás con sorpresas desagradables, ni letra pequeña.

Usa el dinero de tu crédito rápido, sin tener que dar explicaciones

¿Para qué puedes usar el dinero de tu crédito rápido? – ¡para lo que quieras! ¡Y sin tener que dar explicaciones a nadie! Suena bien, ¿verdad?
No nos interesa saber en qué vas a gastar el dinero de tu crédito, ya que eso es solo asunto tuyo. En cambio si solicitas un crédito en un banco tradicional tendrás que hacer varias entrevistas con ellos y explicarles una y otra vez por qué solicitas el crédito y en qué vas a gastar el dinero. Nada que ver con los créditos rápidos online, que no te hacen preguntas y que te envían el dinero en menos de 24 horas.

Los créditos rápidos te proporcionan dinero para lo que necesites

Puedes necesitar un dinero rápidamente por muchos motivos, ya sea porque te has quedado sin dinero a mitad de mes, porque te haya surgido un imprevisto de última hora o porque quieras comprarte algo hoy mismo pero no tienes el dinero suficiente para hacerlo. Tan solo tienes que entrar en nuestra web, leer más acerca de cada crédito, leer las condiciones y escoger el mejor para ti.
El proceso de solicitud de un crédito rápido es, como su nombre indica, muy rápido. No tendrás que esperar semanas para saber si te lo conceden o no, lo sabrás en minutos.
Tan solo tienes que clicar en “solicitar”, rellenar el formulario y esperar su respuesta. Si firmas el contrato que te envíen tendrás el dinero disponible en tu cuenta en menos de 24 horas. ¡Así de rápido!

Te recomendamos que solicites varios créditos rápidos a la vez

Creemos que es una de las mejores recomendaciones que podemos darte, ya que te beneficia de varias maneras. Primero de todo, aumentas las posibilidades de que alguna entidad prestamista te conceda un crédito rápido. Además, como envías varias solicitudes recibirás también varias ofertas. De esta manera podrás comparar las diferentes condiciones que cada crédito rápido te ofrece y así quedarte con el mejor. Solicitar más de un crédito a la vez te proporciona muchas ventajas, así que no te lo pienses.
Además no debes olvidar que el enviar una solicitud de crédito es 100% gratuito y sin compromiso de ningún tipo, por lo tanto no corres ningún riesgo ni tendrás que pagar nada. Por otro lado, todos nuestros créditos rápidos se pueden solicitar de forma online, por lo que no tendrás que gastar dinero en llamadas a números 902, etc, si no que todos los procesos de solicitud transcurren rápidamente de forma online y si alguna de nuestras entidades prestamistas tienen que ponerse en contacto contigo te llamarán ellos mismos.

Un crédito rápido para conseguir lo que deseas

Aunque te lo propongas, no es muy fácil ahorrar una cantidad de dinero considerable. Por eso puede ser muy difícil conseguir el dinero necesario para llevar a cabo algún proyecto de envergadura, simplemente usando el dinero ahorrado.
En cambio, con un crédito rápido podrás conseguir el dinero que desees rápidamente y sin problemas, decidiendo la cantidad a solicitar y los plazos de devolución tú mismo. Por eso, ¿qué es lo que siempre has soñado con hacer? Quizás va siendo hora de que te lo plantees y lo hagas este mismo año.

Haz el viaje de tu vida

A casi todo el mundo nos gusta viajar, conocer nuevas culturas, probar la gastronomía de otro país… pero viajar es caro, todos lo sabemos. Y cuanto más lejos viajemos, más gastos tendremos que afrontar.
Los billetes de avión, los hoteles, taxis, comida, entradas… viajar conlleva un sinfín de gastos. Pero merece la pena, ya que viajar nos enriquece como personas y nos enfrenta a otras realidades. Dicen que cuando se viaja se vive el doble, porque se corta en seco con la rutina y vives cada instante como único e irrepetible. Sí, todos deberíamos viajar más.
Pero seguro que tienes un destino especial, un lugar que siempre has soñado con visitar. ¿Por qué no te animas a ir este año? La vida es aquí y ahora y está para vivirla. Quizás siempre hayas soñado con ver las pirámides de Egipto o las Mayas en México, o quizás quieras ir a Australia o Nueva Zelanda y ver la ruta del Señor de los Anillos, o quizás eres más de ir de safari para ver a los animales en libertad en su propio hábitat en Kenia. Sea como sea, un crédito rápido te proporciona rápidamente el dinero necesario para que puedas irte de viaje. Además, puedes devolverlo poco a poco, a tu ritmo, sin a penas notarlo. ¡No te lo pienses más y haz el viaje de tu vida mientras puedas!

¿Te ha surgido un gasto imprevisto que no puedes afrontar?

No estás solo, a todos nos ha pasado en algún momento. Pero si te ha cogido sin los ahorros suficientes, a veces puede ser un gran problema, aunque hablemos de unos pocos cientos de euros. Por eso son tan convenientes los créditos rápidos, porque sin preguntas de ningún tipo pueden ofrecerte rápidamente el dinero que necesitas para salir del paso.
Solo tienes que decidir la cantidad que deseas solicitar y solicitar los créditos rápidos que te la ofrezcan. Sabrás rápidamente si te conceden el crédito o no y podrás disponer del dinero para hacer frente al gasto imprevisto antes de lo que te imaginas. Olvídate del estrés y de la negatividad: los créditos rápidos están aquí para hacerte la vida mucho más fácil.

No te recomendamos que solicites un crédito para pagar otro

Sí, todo el mundo lo sabe: los créditos rápidos son muy fáciles de solicitar. Pero eso puede tener un lado negativo – a veces la gente los solicita sin haberlo meditado bien y después se dan cuenta de que no tenían que haberlos solicitado y que a penas pueden pagarlos.
Antes de solicitar un crédito es recomendable hacer un buen presupuesto y asegurarse de que se podrá hacer frente a las cuotas de devolución. Pero a veces, aún tomando todas las medidas y asegurándose de que se puede devolver, algo ocurre y no se dispone del dinero para seguir pagando las cuotas. En este caso hay tres opciones que la mayoría de gente considera:
1- Dejar de pagar las cuotas – totalmente desaconsejable, ya que tendrá consecuencias negativas para ti. Probablemente acabes en un registro de morosos como el ASNEF y no puedas solicitar ningún tipo de crédito en el futuro. Es muy fácil entrar en un registro de morosos pero bastante difícil salir de él.
2- Solicitar otro crédito en otra entidad financiera para pagar el primero – también totalmente desaconsejable, ya que lo único que harás es incrementar la deuda y acabarás pagando por un crédito relativamente pequeño una cantidad enorme de intereses. Además, probablemente en algún momento no puedas conseguir otro crédito más y acabes también haciendo un impago y registrado en el ASNEF.
3- Hablar con la entidad prestamista – que es lo que nosotros aconsejamos. Piensa que la entidad prestamista le interesa cobrar lo que te ha prestado, por lo tanto siempre están dispuestos a encontrar una solución para que puedas seguir pagando tus cuotas. Quizás te ofrezcan el aplazamiento de un pago, refinanciar la deuda, alargar el periodo de devolución abaratando cada cuota para que te sea más fácil pagar, etc.
Por eso, si te encuentras en la situación de no poder devolver un crédito te recomendamos que contactes el servicio de atención al cliente de la entidad que te haya concedido el crédito y que juntos busquéis una buena alternativa a tu problema. De seguro la encontraréis y todas las partes saldréis beneficiadas.

Con un crédito rápido todo son ventajas

Para resumir, si te encuentras en una mala situación económica por culpa de un imprevisto o quieres conseguir un dinero para llevar a cabo uno de tus planes, considera la posibilidad de solicitar un crédito rápido online. Son fáciles de solicitar, ya que todo el proceso transcurre cómodamente de forma online y sin complicaciones. Tendrás a tu disposición un excelente servicio de atención al cliente para ayudarte con tus dudas y podrás recibir el dinero en tu cuenta en menos de 24 horas.
Además, tú mismo decides qué cantidad deseas solicitar, a qué plazo y cuánto pagar en cada cuota, dependiendo del estado de tu economía. Podrás usar el dinero para lo que quieras, sin explicaciones y sin preguntas impertinentes.
Por eso, podemos afirmar que los créditos rápidos están aquí para hacerte la vida mucho más fácil y para que puedas disfrutar de tu familia sin preocupaciones y sin el estrés constante de ir falto de dinero.
Te damos la bienvenida a NordicBanker, deseándote suerte en tu búsqueda. Seguro que encuentras lo que necesitas.

Préstamo Información Cantidad Período Requisito  
Consigue financiación para tus proyectos.Leer más
500 - 4.000 €
13 - 42 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 13 meses. Plazo máx: 42 meses. Ejemplo 2500€ a 21 meses. Total: 3030€. TAE: 24.51%. - Max. TAE: 24.51%
Queremos encontrar las mejores ofertas de préstamo para ti.Leer más
1 - 4.000 €
3 - 72 meses
18 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: 3 meses. Plazo máx: 72 meses. Ejemplo 500€ a 3 meses. Total: 582€. TAE: 151.8%. - Max. TAE: 151.8%
No paga intereses sobre el límite total solo en la cantidad utilizada.Leer más
200 - 4.000 €
Crédito revolving
18 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: Ilimitado . Plazo máx: Ilimitado . Ejemplo 1500€ a 12 meses. Total: 1746€. TAE: 33.18%. - Max. TAE: 301.34%
A tu disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Rápido, fácil y seguro. Así es el servicio de la banca online.Leer más
100 - 500 €
Crédito Flexible
25 años cumplidos.
Solicite
4.8
Plazo mín: Ilimitado . Plazo máx: Ilimitado . Ejemplo 500€ a 4 meses. Total: 558€. TAE: 235.12%. - Max. TAE: 334.47%
Una vez que hayas aceptado la oferta recibirás el dinero de forma inmediata.Leer más
1.000 - 5.000 €
6 - 60 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 6 meses. Plazo máx: 60 meses. Ejemplo 2000€ a 34 meses. Total: 3229€. TAE: 43%. - Max. TAE: 60%
Consigue financiación para tus proyectos.Leer más
500 - 4.000 €
13 - 42 meses
18 años cumplidos.
Plazo mín: 13 meses. Plazo máx: 42 meses. Ejemplo 2500€ a 21 meses. Total: 3030€. TAE: 24.51%. - Max. TAE: 24.51%

Las consecuencias de no pagar tus cuotas de devolución a tiempo

Es importante ser responsable a la hora de solicitar un préstamo. Si no cumples las condiciones o si no devuelves el préstamo en el plazo estipulado, puede tener consecuencias negativas, ya que la entidad prestamista tiene el derecho de rescindirte el contrato o de cambiar las condiciones de tu préstamo. Normalmente tendrás que pagar ciertas tasas y sobrecargos.

Otra consecuencia podría ser que tuvieses que pagar todo lo que te queda del préstamo inmediatamente. De no poder hacerlo, podrías acabar en un registro de morosos y complicar mucho cualquier proceso de solicitud de préstamo que quieras hacer en el futuro. Por eso, siempre recomendamos que analices bien el estado de tu economía antes de solicitar un préstamo y que te asegures de que podrás hacer frente a los pagos de cuotas, por tu propio interés. Así evitarás problemas y sobrecostes.